El Consejo Interterritorial reunido el pasado miércoles 7 de abril, con Ministerio de Salud y las comunidades autónomas, ha decidido limitar la vacunación con AstraZeneca a las personas de más de 60 años.

Esta decisión se tomó después de que la Agencia Europea del Medicamento publicase las conclusiones sobre la “posible relación” entre la vacuna y los casos poco frecuentes de trombosis. El informe confirma este vínculo aunque considera que las ventajas de la vacuna son muy superiores a unos efectos secundarios que se han encontrado en un porcentaje muy pequeña de la población que ha recibido hasta estos momentos la vacuna de AstraZeneca.