La Policía Local de Castelldefels y Mossos d’Esquadra levantaron 78 actas por este motivo el primer fin de semana en vigor de esta medida extraordinaria que busca bajar el número de contagios de COVID-19 • Otras actuaciones incluyen las denuncias de 37 encuentros de más de seis personas o a 12 personas por no llevar la mascarilla en la vía pública • El Ayuntamiento condena los actos vandálicos producidos en el Municipal de la Via Fèrria y en la Plaça de la Cultura

El fin de semana pasado fue el primero en que entraba en vigor el confinamiento perimetral en Catalunya, que hace que esté prohibido salir de tu población entre las 6h del viernes y las 6h del lunes (a excepción de viajes autorizados relacionados con cuestiones de salud, trabajo o el cuidado de personas dependientes, entre otros). Este fin de semana, la Policía Local de Castelldefels y los Mossos d’Esquadra han procedido a denunciar a aquellas personas que, sin tener un motivo justificado, se saltaban esta restricción de movimientos que busca bajar el número de contagios por la COVID-19. En total, ambos Cuerpos de Seguridad levantaron 78 actas por incumplimiento de esta restricción desde el pasado viernes hasta el lunes.

La Policía Local y los Mossos d’Esquadra también levantaron 37 actas por encuentros de más de seis personas (con casos sorprendentes como el de una fiesta con más de 30 jóvenes en una habitación de hotel).

Otras actuaciones policiales del fin de semana han incluido la denuncia a 12 personas por no llevar la mascarilla obligatoria en lugares públicos.

Además, durante el fin de semana se han producido algunos actos vandálicos como un incendio intencionado en la grada del Estadio Municipal de la Via Fèrria (feudo del Castelldefels Hockey Club) o daños en mobiliario urbano en la Plaza de la Cultura. El Ayuntamiento rechaza y condena firmemente estos actos que, a pesar de ser minoritarios, ponen en riesgo el bienestar y el buen comportamiento del resto de la ciudadanía.