El sello Biosphere es una certificación fruto del apoyo de Naciones Unidas, que renueva la playa año tras año como los de la Bandera Azul, la Q de Calidad Turística, el distintivo Ecoplayas o la certificación ISO 9001

La playa de Castelldefels volverá a contar este verano con el distintivo Biosphere de calidad turística, un sello que supone una garantía para los turistas en materia de gestión medioambiental, protección del patrimonio cultural y defensa de las variables socioeconómicas de una empresa o destino turísticas determinadas. Nuestra playa renueva este distintivo año tras año desde que se puso en funcionamiento (2018), una garantía de calidad turística que se suma a las que el litoral casteldefelense ostenta también cada temporada (la Bandera Azul, la Q de Calidat Turística, el distintivo Ecoplayas o la certificación ISO 9001).

El sello Biosphere, que ha renovado la playa de Castelldefels, es una certificación fruto del apoyo de Naciones Unidas a través de la primera Conferencia Mundial de Turismo Sostenible.

En marzo de 2017, la Diputación de Barcelona dio a conocer, con el apoyo del Consorcio de Turismo y del Consejo Comarcal del Baix Llobregat, la implantación del Compromiso Biosphere en las comarcas de Barcelona y su metodología de trabajo propia, basada en los manuales de buenas prácticas.

Es por ello que durante el 2017 se inició un nuevo trabajo de mejora con el compromiso por la sostenibilidad turística Biosphere, disponiendo de herramientas metodológicas que tenían su base en el compromiso de calidad Sicted, pero que lo mejoraban y lo actualizaban, más alineados con las actuales tendencias de los consumidores turísticos, más interesados ​​en la sostenibilidad turística.

La certificación Biosphere se apoya en estándares basados ​​en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU integrados en la Agenda 2030, siguiendo las directrices y recomendaciones emanadas de la Carta Mundial de Turismo Sostenible +20 proclamada en la segunda cumbre mundial de Turismo Sostenible.