Desde este 19 de abril, no se lleva en escuelas e institutos. El día 20 en la mayoría de espacios interiores, aunque seguirá siendo de uso obligado en el transporte público, en los centros sanitarios y sociosanitarios, residencias de la 3a edad y los espacios donde no se pueda garantizar la distancia mínima de seguridad interpersonal. El Área de Personas Mayores del Ayuntamiento continúa recomendando el uso de la mascarilla en espacios donde se concentran personas mayores, como el Centro Frederic Mompou o el Edificio de la República

El retorno de las vacaciones de Semana Santa trae cambios en la obligatoriedad de uso de la mascarilla en espacios interiores. Esta medida de seguridad sanitaria contra la pandemia del COVID-19 deja de ser obligatoria en las escuelas e institutos desde este 19 de abril.

Al día siguiente, 20 de abril, la medida se amplía a prácticamente todos los demás espacios interiores, con algunas excepciones importantes. Seguirá siendo obligatorio llevar la mascarilla en cualquier transporte público (autobús, metro, tren, etc); en los centros sanitarios y sociosanitarios, en las residencias de la 3ª edad, y se recomienda su uso ante personas vulnerables, sea donde sea.

También se mantendrá la recomendación de utilizar la mascarilla en aquellos espacios donde no se pueda mantener la distancia de seguridad interpersonal o donde la ventilación de los espacios lo requiera.

 

Desde el Área de Personas Mayores del Ayuntamiento de Castelldefels recomiendan “llevar la mascarilla –hacer un uso responsable de ella- en los espacios y actividades donde sus participantes sean mayores de 60 años, sobretodo en los espacios de juego, talleres y cursos, y actividades como bailes y actos festivos en interior, donde la distancia de 1,5 metros no está garantizada.”

También recuerdan que “sin saberlo, muchas personas mayores son inmunodepresores y una buena medida de prevención es usar la mascarilla de manera responsable y seguir con la higiene de manos y distancia de seguridad.”