La tradicional cita, que sirve para recoger productos de primera necesidad que después vehicula la Fundació del Banc dels Aliments de Catalunya, cambia este año de formato • No se hace recogida física de alimentos y se puede colaborar de diversas formas, entre ellas, comprando unos tickets de 3 euros en los comercios de proximidad y mercados municipales, con aportaciones a la hora de pagar en la caja de los supermercados e hipermercados o bien a través de la web y el Bizum del Gran Recapte

El Gran Recapte d’Aliments, organizado y coordinado por la Fundació del Banc dels Aliments de Catalunya, cambia este año su formato. Entre el 16 y el 21 de noviembre, y a causa de la pandemia de la COVID-19, el Recapte de este 2020 transforma sus donaciones y se tienen que hacer de forma virtual. No hay cajas para recoger alimentos en los supermercados y únicamente se aceptan donaciones de dinero virtual.

Esto implica que las personas que quieran colaborar, vecinos y vecinas de Castelldefels, lo pueden hacer de diversas maneras:

· Ser voluntario el viernes 20 y el sábado 21 para informar de las particularidades del Gran Recapte 2020 y animar a participar en él (más información en la web del Gran Recapte).

· Haciendo una aportación en la caja del supermercado/hipermercado en el momento de pagar la compra (con unas tarjetas que van desde 1 euro hasta 50 euros).

· Adquiriendo tickets por valor de 3 euros en los comercios de proximidad y mercados municipales, que después las entidades que colaboran con el Banc d’Aliments podrán cambiar por productos frescos de alto valor nutritivo (carne, pescado, huevos, etc).

· Haciendo un donativo en la web y el Bizum del Gran Recapte 2020, hasta el 16 de diciembre.

Salvo esta última, el resto de aportaciones se pueden hacer hasta el 21 de noviembre.

 

Un Recapte “más necesario que nunca”

Desde la Fundació del Banc dels Aliments de Catalunya se informa que el reto de este año es difícil, ya que quieren conseguir 6.000 toneladas de alimentos (el año pasado fueron 4.300). Entre otros motivos, según explican desde la organización de esta acción solidaria, porque el número de personas que necesitan ayuda alimentaria en estos momentos se ha multiplicado por culpa de las consecuencias de la pandemia de la COVID-19, con personas que han perdido el puesto de trabajo o que se encuentran con un ERTE y con personas que ya padecían una situación de pobreza que ahora se ha visto agravada. El dato: la pandemia ha hecho aumentar un 40% la demanda de alimentos a través de entidades solidarias.

 

+INFO: Web del Gran Recapte