La Policía Local de Castelldefels y Mossos d’Esquadra levantaron 79 actas por no respetar el confinamiento perimetral local (y el toque de queda nocturno) entre los días 18 y 24 de enero • Otras actuaciones incluyen 27 denuncias por reuniones de más de seis personas, 18 denuncias a personas por no llevar mascarilla en lugares de uso obligatorio, 10 denuncias por incumplir el aforo de establecimientos y 2 por incumplimiento de horarios de establecimientos • Hay que cumplir las normas de seguridad sanitaria, por la salud de todos

Castelldefels, como el resto de Catalunya, sigue bajo las medidas de restricción de movilidad asociadas a la lucha contra la pandemia de la COVID-19, que incluyen el confinamiento perimetral local (desde el pasado 7 de enero) y el toque de queda nocturno (prohibido circular sin causa justificada entre las 22h y les 6h de cada día). La Policía Local y los Mossos d’Esquadra han procedido de nuevo a denunciar a aquellas personas que, sin tener un motivo justificado (cuestiones de salud, trabajo o el cuidado de personas dependientes, entre otros), se saltaban estas restricciones de movimientos que buscan bajar el número de contagios por la COVID-19. En total, ambos Cuerpos de Seguridad levantaron 79 actas por estos incumplimientos en los últimos días (entre el 18 y el 24 de enero).

También se pusieron 27 denuncias por reuniones de más de seis personas, a 18 personas que no llevaban la mascarilla en lugares de uso obligatorio, a 10 establecimientos por incumplir el límite de aforo y a 2 establecimientos por no respetar el horario establecido.

El consistorio vuelve a recordar la importancia del cumplimiento estricto de todas las normas de seguridad sanitaria, ya que no solo está en juego la salud de cada individuo sino de toda la ciudadanía.