Un centenar de instituciones y entidades estuvieron representadas en la sesión constitutiva del Acuerdo de Ciudad para la reactivación económica y social de Castelldefels, celebrada este martes 9 de junio, es el pistoletazo de salida para emprender medidas, desde el consenso, para superar las consecuencias de la pandemia de la Covid-19.

Trabajar juntos para reactivar la ciudad desde el punto de vista económico y social sin que ninguna persona se quede atrás. Esta fue la idea que más se repitió ayer en la sesión constitutiva del Acuerdo de Ciudad, que han subscrito un centenar de entidades, los principales agentes económicos y sociales, instituciones y personas relevantes de Castelldefels para hacer frente a las consecuencias de la pandemia provocada por la Covid-19.

El Acuerdo de Ciudad por Castelldefels tiene como misión ofrecer un conjunto de medidas para la reactivación social, educativa, cultural y económica que establecerán prioridades en la nueva agenda de actuaciones municipales, desde la unidad social, cívica y política, así como incidir en aquellos aspectos que precisen de más atención. A la vez, este acuerdo de ciudad también entiende que después de la parada generalizada que ha provocado esta crisis, hay que abrir la puerta a retomar la actividad planteando cambios de modelo y el refuerzo de cambios de hábitos, especialmente por el que hace referencia al cambio climático.

La alcaldesa de Castelldefels, Maria Miranda, abrió el acto reconociendo la buena acogida que ha tenido la puesta en marcha del acuerdo, “una buena noticía, sin duda, para buscar la necesaria unidad que nos tiene que dar velocidad en nuestra lucha contra la crisis sanitaria y contra las dificultades económicas y sociales que ya hace dos meses que amenazan nuestro tejido económico y nuestro modelo de ciudad”. La alcaldesa reconoció que tenemos por delante un gran reto, “el de la rápida recuperación económica y social del municipio, que solo podremos lograr con las personas como protagonistas, como actores principales. Es por este motivo que el acuerdo de ciudad es tan necesario”.

Presencia de las principales instituciones del país

La sesión constitutiva del Acuerdo de Ciudad contó con la presencia de representantes de diferentes instituciones supramunicipales. El subdelegado del Gobierno Español en Cataluña, Carles Prieto, recordó las medidas tomadas hasta ahora “porque esta crisis no la paguen las familias más vulnerables”, y mostró su esperanza que el Acuerdo de Ciudad sea la herramienta “no de la recuperación de Castelldefels, sino de un Castelldefels aún mejor”. Por su parte, el delegado del Gobierno de la Generalitat, Juli Fernàndez, explicó que el Gobierno catalán “está dedicando sus esfuerzos a no dejar ningún espacio vacío, optimizando los recursos”, y señaló que “es el momento de la inversión en la vida, en la gente”.

También estuvo presente en la sesión constitutiva del Acuerdo de Ciudad la vicepresidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Parlón, que indicó que “es del todo necesario redefinir las prioridades e innovar en las maneras de hacer política”. Parlón, que es también alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, aseguró que Castelldefles tendría todo el apoyo de la Diputación en la tarea de reactivar económicamente y socialmente la ciudad.

Por su parte, el vicepresidente del área Metropolitana de Barcelona, Antoni Balmón, abogó por que “de esta crisis se tiene que salir endeudándose e invirtiendo en las personas y en todo aquello que sea necesario”. Balmón insistió en la idea de “sumar” para hacer frente a las consecuencias de la pandemia. Por último, y por parte del Consejo Comarcal del Baix Llobregat, intervino Lourdes Borrell, consejera de Desarrollo económico, Estratégico y Agrícola, que anunció que se estaba ultimando el Pacto del Baix Llobregat para la reactivación económica.

También intervinieron algunos de los grupos municipales presentes al consistorio. El portavoz del PP, Manuel Reyes, aseguró que su participación en el Acuerdo de Ciudad “no es un cheque en blanco para el equipo de Gobierno, sino porque de verdad trabajamos todos juntos al aportar soluciones y propuestas porque la gente lo necesita”. El portavoz de ERC, Jordi Maresma, manifestó que “tienen que ser momentos de transformación, para fortalecer el bien común, y lo tendremos que hacer con políticas públicas de distribución de la riqueza, desde la solidaridad y la fraternidad, con el compromiso de cada uno de nosotros”. Por último, la portavoz de Movem, Candela López, apostó por “un refuerzo importante de los servicios públicos y de las administraciones y una apuesta muy clara para apoyar a los colectivos más vulnerables, y lo tenemos que hacer con mucha imaginación, con políticas muy valientes que tienen que reforzar aquello que es común”.

Reactivación económica y social

El Acuerdo de Ciudad empezó a andar el 6 de mayo pasado, cuando el pleno municipal lo aprobó. En los próximos días se pondrán en marcha cinco grupos de trabajo: de medidas de reactivación económica, de medidas de reactivación social, de transformación e impulso digital, por una ciudad educadora y por un nuevo modelo urbano sostenible. También habrá diferentes espacios transversales y sesiones monográficas.

La regidora de Presidencia, Esther Niubó, que pilotará políticamente el desarrollo del Acuerdo de Ciudad, explicó su funcionamiento y sus objetivos. “Se trata -dijo Niubó- de que podamos conseguir este consenso político y ciudadano en torno a un conjunto de medidas de reconstrucción de Castelldefels”. La concejal dio las gracias a todas las entidades, agentes sociales e instituciones que han subscrito el Acuerdo “por vuestra dedicación y compromiso”.